ALFABETO DE CICATRICES Ver más grande

ALFABETO DE CICATRICES

SO-122B

Nuevo producto

Usted está aquí. Ese círculo rojo en la portada que nos sitúa en el plano de un corazón, una ciudad en la que estaríamos completamente extraviados si no fuera por Ana Pérez Cañamares, que nos lleva por sus calles con la cadencia de un gato y la decisión de un leopardo a punto de atrapar una presa:

Más detalles

10,00 €

Ficha técnica

ISBN-10(13)978-84-15019-38-8
Fecha de publicación2013
Número de páginas114
IdiomaEspañol

Más

esos ojos amarillos que no parpadean y que no llevan a duda; viene a por ella, viene a por nosotros. Usted está aquí. Comienza la incursión en un corazón que entiende de complejos pero que no los sufre. Y pocos, muy pocos libros, me han gustado tanto.

Su poesía es directa, sin posibles distracciones. Es un concierto donde el solo te deja fuera de combate. La profundidad de sus entrañas así expuestas, la fuerza con que lanza las flechas de aquello que todos hemos experimentado o intuimos que descubriremos si dejamos de distraernos, reviven y nos acercan a ella de una forma muy intensa; nos enamoramos de su sentido del humor sobre las penas, de su fuerza natural, de su aprendizaje, y allí nos mecemos. Sentimos nuestra su rutina, su desorientación, su decisión de levantarse y cada una de las acometidas que le hacen caer en pleno vuelo pero sin tragedia. No tiene miedo de resaltar sus fallos, de hacerlos propios a la vez que universales, características que le hacen más humana, si cabe, en cada palabra. Son lamentos sin autocompasión. Cañamares mira el mundo tal cual es. Su poesía no trata de embellecerlo ni lamentarlo, sino que se compone de herramientas quirúrgicas con las que abrirse en canal, no para mortificación, sino por curiosidad, por saberse humana al cien por cien, por saberse y reconocerse imperfecta. Y tras aquella operación sin anestesia descubrimos el salto del leopardo, y ella misma se sorprende disfrutándose, sabiéndose única a pesar de todo. Esa es la poesía de Ana, la poesía es su propio cuerpo, la expresión de sus gestos, la verdad menos disfrazada y más arrolladora. Sus incognitas son mías también, la forma en que le pregunta al mundo, en que lo intenta distinguir en medio de la nebulosa, en medio de sus propios pensamientos confusos. Y ese mundo se nos presenta con una absoluta claridad; nada será blanco ni negro. Su decisión de avanzar a pesar de los arañazos en las rodillas y las contusiones, son el motor de sus palabras, palabras que le hacen a uno consciente tanto de sus taras como de sus infinitas posibilidades que laten bajo su piel... (Estelle Talavera Baudet/Culturamas)

ALFABETO DE CICATRICES 

Con pulso de artificiero 
escojo las palabras. 
Manejo con tacto 
la nitroglicerina de cada sílaba. 

Por culpa de palabras mal usadas 
a mi corazón lo cruza 
un alfabeto de cicatrices.

POESÍA


30 otros productos en la misma categoría: