Categorías

Autores

EL CANTO DE LA RAPOSA Ampliar

EL CANTO DE LA RAPOSA

Alonso Solís, Rafael


“Nací cuando el siglo veinte dibujaba sus últimas décadas, a finales del verano, en esa época en que el sol sofoca las conciencias y aviva el resto de los fuegos, el mismo día, casi a la misma hora y el mismo mes, en que mi padre, un año más tarde y por tenebrosa coincidencia, se diera un tajo en la garganta llenando la habitación de sangre y baba pegajosa”. 

Más detalles

S-196

19 artículos disponibles

10,00 €

La primera línea de esta novela no fue otra cosa que la declaración de una obviedad acerca de mi fecha de nacimiento, si bien más tarde, hacia el final de la historia, la alteré ligeramente por un intento de circularidad. Las siguientes, que forman el párrafo anterior, surgieron solas, de forma automática, como si hubieran estado esperando a que alguien les diera el pie para entrar en escena. El resto ya fue obra del personaje, que se independizó muy pronto, una vez manifestado, y decidió hacer un apunte de su propia biografía. 

Rafael Alonso Solís

––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––

 La iniciación a la vida adulta mediante la conciencia de la muerte, la del padre, la propia. La de los seres que nos rodean. Muerte violenta, infligida por uno mismo a sí mismo, como la del padre, o por uno mismo a otros, moscas y hormigas primero, lagartos, ranas, ratones, po­llos o conejos después, gatos, perros, cerdos y caballos, más adelante. Una experiencia ontológica de la vida gradual y acumulativa para desentrañar el sentido de la muerte. El yo que en esta novela susurra dentro de nuestras mentes es arquetipo del ser humano postmoderno, solo y uno, aparte, “como un trozo de hielo en un vaso de agua”, que ha sustituido la angustia sartriana ante la existencia por la certeza de que “si la vida era eso”, lo mejor era “dejarla fluir con placidez”. Ese yo rememorador de un pasado que impone su ser presente alterna en este relato deliciosamente irónico con un él asesino que ejerce su trabajo con profesionalidad y arte. Hasta que un día, durante un anodino viaje a un lugar indistinguible para ejecutar un encargo más, un presentimiento le dice que esta vez tendrá que “morir matando”. El virtuosismo narrativo de Rafael Alonso Solís nos conduce por los meandros de la mente humana con un suspense y un humor negro que nos hacen devorar estas páginas con fruición… y entender mejor nuestras vidas, a falta de poder darles un sentido.

Lydia Vázquez

NARRATIVA. Novela     

  • ISBN-10(13) 978-84-16794-34-8
  • Fecha de publicación 2016
  • Número de páginas 160
  • Idioma Castellano